Sofía Ceballos/Política en Red

Córdoba, Ver. – Pese al repudio de la militancia panista, el Partido Acción Nacional está siendo secuestrado por el corrupto ex Diputado Federal por Huatusco , Víctor Serralde Martínez, que bajo el supuesto encargo del dirigente estatal Joaquín Guzmán Aviles, ya anda ofreciendo candidaturas en la zona centro a cambio de futuros negocios con puestos, obra pública y financiamiento.

Víctor Serralde se ha dedicado en las últimas semanas a buscar a empresarios y liderazgos para ofrecerles candidaturas del PAN a alcaldes.
El Ex Diputado Federal por Huatusco cobró fama nacional cuando se descubrió que formaba parte de una “red de moches”, que consistía aprovechar su función legislativa y sus relaciones con el Gobierno de Felipe Calderón para “bajar” recursos federales a municipios panistas y recibir “una comisión” sobre el monto gestionado.

Víctor Serralde se hizo constructor de “Pisos Firmes” durante el gobierno calderonista y a través de esos programas federales desviaron recursos públicos para enriquecerse.

En Córdoba, con su acostumbrada corrupción impuso a su pareja sentimental, Paola de Aquino Pardo, como dirigente municipal; antes ya había impuesto a Paola como regidora.

El chantaje político que practica Víctor Serralde lo llevó también a obtener contratos de obra pública en el Ayuntamiento de Córdoba.
Ahora Víctor Serralde ofrece candidaturas panistas a alcaldes al mejor postor.